Publicidad

¿Tenemos historia?

Dicen que “aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”, no tengo duda que es la pura verdad, pero conocer la historia nos permite no solo evitar los mismos errores, sino repetir los aciertos. 

Conversaba con compañeros de la industria y uno de ellos me preguntó: “¿conoces o has oído de Clemente Cámara?” Mi primera reacción fue un tanto de asombro “¡Claro que lo conozco!”, sabía que no se refería a si él era mi amigo o algo parecido, sino simplemente a conocer su trayectoria. He hecho la misma pregunta a varios jóvenes y todos se me quedaron viendo con cara de ‘what’. Lo mismo pasó al nombrar a Tony Hidalgo, Ana María Olabuenaga, Polo Garza, paso hasta con don Eulalio Ferrer y don José Terán.

Después de mi experimento, pregunté a uno de estos ‘chamacos’, fan del fútbol, si sabía los nombres de los balones usados en el mundial, de inmediato respondió “Azteca, Etrusco, Brazuca…”.

¿A qué viene todo esto? Creo que, a demostrar que un gran número de publicistas no es tan fan de la publicidad. No promuevo endiosar a los publicistas, nada más terrible que seguir engordando el ego de la industria, pero creo que sería muy relevante conocer las historias, para no repetir los errores y sí para conocer los casos de éxito y rescatar todo aquello que nos sirva para evolucionar, mientras sigamos pensando que nosotros somos la piedra angular de la comunicación, será imposible que hagamos algo provechoso por la mercadotecnia.

Muchos de los nombres que mencioné, tienen grandes logros: los primeros leones en México (para aquellos que tanto les interesan los premios), fueron piezas fundamentales para el crecimiento de grupos como Publicis, WPP, etc.

También hay grandes historias de cómo se derrumbaron, cómo fueron víctimas de su propio éxito, cómo el ego los cegó y terminaron igual que como empezaron, con poco o nada.

¿Tenemos historia? Mucha, y vale la pena conocerla, pero como lo mencioné en el artículo “Volver a empezar”, parece que es forzoso borrar cualquier antecedente para evitar que esto nos opaque o sea un punto de comparación.

Los invito a voltear, no siempre y no para vivir en el pasado, pero sí para conocer un poco más de nuestra industria y hacer que cada día valga más la pena decir “soy publicista”.

Ya sabe que cualquier comentario, duda o reclamo se reciben en TW @conveymx y en IG/FB @convey publicidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close