Publicidad

Indispensable

Esta industria siempre está en crisis, cuando menos desde finales del siglo pasado, las agencias al interior siempre están expectantes sobre su futuro: “se va la cuenta tal y nos corren a todos”, “viene un recorte”, “cambio de director y se va la mitad de la plantilla”, “bajaron la iguala y le dieron las gracias a la mitad del equipo”…

Los efectos de la crisis social-económico-política están haciendo mucho más sensible esta situación.

Cuando comencé a trabajar (hace ya muchos años) le pregunté al que entonces era mi jefe ¿qué podía hacer para que no me dieran cuello? La respuesta fue sencilla: haz ganar a la empresa más de lo que ganas, resuelve más problemas de los que causas.

Sin duda, estas palabras me formaron profesionalmente. Mientras trabajé, como empleado traté de resolver mucho, sabía que si vendía era difícil que me corrieran. Durante mucho tiempo traté de hacer cosas extras: mi puesto era copy y traté de diseñar (no lo hacía mal), luego hice edición de video, ilustración, edición de audio, etc. Un gran amigo me decía que estaba mal, pues ese extra nunca sería pagado y a la larga se convertiría en una obligación. No se equivocó del todo, siempre hay un jefe gandaya, pero siempre resulté ser “indispensable”. Ya sé que nadie es indispensable, pero estoy seguro que cada que cambié de trabajo, mi puesto fue difícil de cubrir.

Ahora dirijo una empresa y estoy consciente que debo volver a ser indispensable, pero para mi cliente, debe generarle más dinero del que le cobro y resolver más problemas de los que le puedo causar.

¿Cómo se hace esto? Pues siendo parte de la empresa, debemos dejar de vernos como proveedores, más allá de conocer el producto, debemos saber qué pasa en el mercado, en la compañía, con la gente, empeñarnos en colaborar para vender más. Muchos dirán que es trabajo regalado, puede ser, pero desde mi perspectiva es una maravillosa manera de generar relaciones duraderas.

Nadie es indispensable, pero podemos trabajar con la idea de serlo, y los jefes podemos trabajar para los empleados con la idea de ser indispensables. Tal vez no es tan glamuroso como los premios, pero es efectivo y económicamente funcional.

Quien no esté de acuerdo, con todo gusto lo podemos discutir en redes sociales:
Tw / @conveymx
InG-FB/ Convey Publicidad.

Miguel Carrillo

Director Creativo de Convey Publicidad, con más de 15 años de experiencia. He dirigido equipos en agencias como McCann-Erickson, Saatchi & Saatchi, Canal 40, Comunica +A. Aficionado a las letras, a los deportes y con un enorme gusto por el análisis social.

Sigue a Miguel Carrillo en:

Artículos relacionados

Close
Close