Agencias

Agencia Figallo celebra onceavo aniversario con nueva imagen

El nuevo logo presenta formas más orgánicas que representan el carácter multifacético y la unión de las diferentes áreas que componen a la compañía.

¡Crear o morir! Atinado título de la obra escrita por Andrés Oppenheimer, en la que advierte la importancia de reinventarse cada día, a fin de no quedarse en el camino. Pues llevar a flote una empresa por más de 10 años no supone el éxito rotundo.

Hoy, 8 de cada 10 empresas mexicanas se quedan en el intento durante los dos primeros años de vida, según datos del Inegi. A sabiendas de ello, y a propósito de su onceavo aniversario, la agencia Figallo decidió renovarse, cambiar su estructura interna y su logo.

La evolución que experimenta la compañía radica en tres puntos esenciales: las necesidades y mayor demanda de los clientes, la competencia en el mercado, y la búsqueda por crear un espacio sano y de integración entre los equipos de trabajo, a fin de construir un lugar ameno para cada miembro que forma parte de la agencia.

“Once años se dicen fácil, pero la volatilidad del mercado, los cambios internos del país y el mismo día a día te exige renovación para alcanzar una adaptación. Por ello, es que decidimos estrenar branding como reflejo de la evolución de negocio y concepto”, comenta Vieri Figallo, CEO de Figallo.

Dicha transformación empezó a gestarse desde hace medio año, tras reconocer que los procesos estaban dejando de ser óptimos y requerían una filosofía y presentación empresarial distinta; más madura, fluida y sensible.

La aventura del cambio inició con la contratación de un consultor externo que se dio a la tarea de identificar los puntos fuertes y a mejorar dentro de la empresa, desde ergonomía, actividades grupales, hasta la forma de operar en dirección horizontal y de organizarse unas áreas con otras.

Asimismo, Figallo decidió vestirse de morado. Su nuevo logo incluye formas más orgánicas que representan el carácter multifacético y la unión de las diferentes áreas. “Elegimos morado porque es el color de la mutación y el cambio, y porque representa tranquilidad, creatividad, pero también conjuga el rojo de la pasión y el azul de la negociación. Para nosotros este logo es incluyente, sabio y noble a la vez”, explica Braulio Hernández, Head of Art de Figallo.

La nueva imagen ya puede verse en las redes sociales de la agencia. El ADN se basa en equipos multifuncionales que piensan y crean en conjunto, no por departamento. De esta forma las ideas vienen de todas las áreas; todos aportan su perspectiva tanto profesional y personal.

“Es la forma en que sostenemos una cultura que constantemente desafía las expectativas”, concluye Figallo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close