Digital

Chicharito Hernández y el negocio de la fama

Dentro del mundo del fútbol mexicano, una de las figuras que más ha destacado en los últimos años es Javier Hernández Balcázar, mejor conocido como Chicharito, delantero jalisciense de 31 años, quien siempre ha atraído los reflectores de la prensa futbolística y también de la farándula, sobre todo por sus pasadas relaciones sentimentales con famosas actrices, modelos y periodistas.

En lo que respecta a lo deportivo, la carrera de Chicharito siempre ha sido comparada con la película Gol, protagonizada por Kuno Becker, puesto que, al igual que la historia que narra la cinta, su carrera tuvo un inicio meteórico. Hernández Balcázar debutó el 9 de septiembre de 2006 y, en ese mismo partido, anotó su primer gol en el futbol profesional. Lamentablemente, después de aquella ocasión, no recibió más oportunidades, lo que lo hizo pensar en el retiro.

No obstante, la fortuna volvió a sonreírle en el 2009, cuando José Luis Real le brindó la confianza para ser titular y él respondió con 11 goles en 17 partidos, lo que le ganó el cariño y respeto de toda la afición rojiblanca. El siguiente torneo marcaría un antes y un después en la vida de Chicharito, pues su excelente desempeño hizo que uno de los clubes de futbol de más tradición a nivel mundial pusiera sus ojos en él: el Manchester United.

La noticia del traspaso de Javier a los Red Devils fue totalmente inesperada y rompió por completo el medio periodístico deportivo. Sin embargo, su gran popularidad apenas comenzaba, pues en su primer año con el conjunto inglés tuvo una muy destacada participación, anotando un total de 20 goles. Aunado a ello, comenzó a destacar a nivel de selección, donde comenzó a anotar goles a raudales, lo que generó que su fama ascendiera a niveles estratosféricos, tanto nacional como internacionalmente, a tal grado de que se compusieron canciones en su honor.

A pesar de ello, la carrera de Chicharito no ha sido nada fácil, pues siempre ha sido víctima de constantes críticas por parte del público y de la prensa deportiva, quienes lo han juzgado por su poca técnica futbolística, tachándolo de “tronco” o “petardo”. No obstante, Hernández siempre ha sabido callar a sus detractores con sus actuaciones en el campo. Además, cuenta con un incontable número de seguidores que lo defienden a capa y espada de todas las críticas en su contra.

Toda esta atención y polémica que su figura genera ha sido explotada recientemente por el propio Chicharito, especialmente en redes sociales, donde se ha vuelto sumamente activo. De hecho, en el último año, ha sorprendido a propios y extraños al anunciar su firme intención de convertirse en influencer al crear su canal de YouTube, llamado “Naked Humans”, en el que sube videos de 30 minutos en promedio acerca de su vida diaria, donde muestra su convivencia con su esposa, amigos y su hijo recién nacido, Noah. Asimismo, muestra sus terapias de rehabilitación y sus entrenamientos, todo con un toque de humor que vuelve ameno y entretenido cada uno de los videoblogs que publica.

Al día de hoy, el canal cuenta con 77,611 suscriptores y se han publicado 14 episodios, de los cuales, el de mayor popularidad ha sido el primero, con un total de 393 mil vistas. Si se comparan estos números con los de los videobloggers mexicanos más famosos, como Yuya o Luisito Comunica, quienes cuenta con más de 20 millones de seguidores y superan el millón de vistas en cada video que suben, los números del canal de Chicharito aún son muy limitados. Sin embargo, los mencionados influencers llevan años de subir contenido, por lo que aún es muy pronto para estimar si la apuesta del jugador mexicano será un éxito o un fracaso. De momento habrá que darle el beneficio de la duda.

No obstante, todo esto deja algo claro: las redes sociales han abierto una nueva ventana de posibilidades para hacer negocios, donde el producto que se vende es contenido, ya sea para entretener, informar o dar consejos. Lo interesante de este negocio es que el consumidor no paga por el producto, sino los patrocinadores, quienes buscan un espacio donde anunciarse y tener mayor visibilidad.

Sin embargo, esto no es algo sencillo, pues para hacer de un canal de YouTube un negocio rentable (entendiendo que los recursos que se invierten no son estrictamente monetarios, sino tiempo y esfuerzo), es preciso ganar un número considerable de seguidores, lo cual es más difícil de lo que parece, pues es necesario ser sumamente creativo para brindar a la audiencia un contenido atractivo que la enganche y la motive a querer más. Asimismo, es imperativo actualizar frecuentemente el contenido y darle variedad, para evitar tornarse aburrido o monótono, pues ello alejará a los seguidores, quienes optarán por buscar otro canal que se adapte mejor a sus gustos e intereses.

En suma, las redes sociales son un negocio que, si es llevado sabiamente y con creatividad, puede ser sumamente redituable. Sin embargo, es necesaria una grande dosis de esfuerzo, dedicación y paciencia, pues los resultados no serán inmediatos. En la mayoría de los casos, puede llevar demasiado tiempo crear una base sólida de seguidores, aunque en el caso de las figuras públicas, como Chicharito, este proceso puede ser más rápido. Todo está en ser creativos y saber dar a la audiencia justo el contenido que desea.

David Jurado Rivera

Corrector de estilo desde hace más de tres años. Amante del lenguaje, de las palabras, de los libros, de la música, del deporte, de la mitología, de la historia y de tantas otras cosas que se nos atraviesan por esta cosa que llamamos vida.

Sigue a David Jurado Rivera en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close