Open MKT

Lo que tienes que saber sobre una estrategia directo al consumidor

Estamos viviendo un momento crucial para las compañías de medios y distribuidores de contenido, con cada vez más oferta y diversas opciones apareciendo en el mercado, complicando la vida de los grandes pero brindando nuevas oportunidades a quienes se integran en la carrera por ganar audiencia. Tenemos grandes ejemplos de lo que funciona y de lo que no se le pronostica éxito a futuro pero, ¿cuál es la receta para conseguir el éxito? Se está hablando sobre la estrategia directo al consumidor como un factor decisivo y ahora profundizaremos en las razones que la hacen tan importante.

Para empezar, basta decir que 71.3 millones de mexicanos tiene acceso a Internet y 8 de cada 10 cuenta con un smartphone que le permite conectarse a la red.  De estos, 70 por ciento de los que utilizan su dispositivo móvil para correr aplicaciones de transporte y streaming. Sin duda las aplicaciones móviles han llegado a establecer una nueva forma de consumo por lo que las compañías de medios y los proveedores de contenido deben evolucionar y apuntar hacia el desarrollo de una estrategia de aplicación directo al consumidor.

¿Qué es una estrategia de aplicación directo al consumidor?

Una estrategia de aplicación directo al consumidor es la que se centra en garantizar que el contenido esté disponible para los espectadores en cualquier momento, en todas las plataformas, dispositivos y canales de distribución. Otro de sus objetivos es conservar la oferta de contenido actualizada y en forma, pues este factor es clave en la construcción de una estrategia fuerte y leal. Al mismo tiempo esto reafirmará el valor de la marca.

Para desplegar y administrar con éxito una estrategia de multiplataforma directo al consumidor, el proveedor debe simplificar el diseño, la implementación, y procesos de mantenimiento de aplicaciones en todas las plataformas y canales, enfocándose en ambos e involucrando los actores externos e internos.

Un enfoque externo garantizará que los usuarios finales obtengan el contenido más avanzado y actualizado independientemente de su plataforma de usuario preferida. Este tipo de estrategia permite a la marca mantener una multitud de aplicaciones únicas, que puedan interactuar entre ellas y usar una amplia variedad de plugins, servicios en la nube y otros desarrollos propios, priorizando la flexibilidad, agilidad y facilidad de uso.

Nunca pierdas de vista el time-to-market

En una investigación realizada por OutSystems se preguntó a profesionales de IT si su organización estaba contenta con la velocidad de entrega de una aplicación, se concluyó que el 59% de las organizaciones eran infelices, algo infelices o permanecían neutrales. Tener una plataforma multicanal que da mucho más control y flexibilidad a los CTO acorta los ciclos de desarrollo y aporta un proceso mucho más fluido para llegar hasta el mercado.

Y es que, si consideramos que de acuerdo con un artículo publicado en Forbes, la atención que los millennials ponen en su smartphone se ha reducido a 12 segundos y va a la baja. En un estudio hecho por Comscore, en Estados Unidos encontró que en esta misma generación gasta menos tiempo general viendo contenido de poca duración pero también lo hacen con más frecuencia. Además ven 3 veces más contenido desde sus dispositivos móviles. Entonces resulta prácticamente imposible que las compañías de medios tengan la capacidad de ir a la velocidad que su público requiere, por lo que es necesario implementar modelos y herramientas de trabajo que generen por ese dinamismo sin sacrificar la calidad de entrega y claro, la experiencia del usuario.

¿Cómo debe ser la experiencia del usuario en un dispositivo móvil?

En este punto se debe estudiar la experiencia de usuario con frecuencia pues nada está grabado en piedra pero para satisfacer en lo general las preferencias de su audiencia, al elegir desarrollar aplicaciones, los editores generalmente tienen dos rutas a seguir: crear una solución muy personalizada o comprar una solución con plantillas de uno de los muchos proveedores que existen. Hemos visto que ambas opciones están lejos de ser perfectas y casi siempre hay que sacrificar la flexibilidad, lo que pone en serios problemas a la marca a la hora de evaluar la experiencia de usuario. Aquí es donde las estrategias directo al consumidor entran en acción.

¿Cómo transformar tu negocio?

Applicaster —la compañía que simplifica la producción, entrega y mantenimiento de aplicaciones de medios direct-to-consumer— ha desarrollado Zapp, una plataforma SaaS de gestión de aplicaciones que incluye todo lo que las marcas necesitan para crear prototipos, desarrollar y mantener sus direct-to-consumer apps a través de smartphones, tablets y dispositivos de TV conectados. Los clientes que trabajan con Applicaster pueden reducir costos, aumentar la participación de la audiencia, mejorar el tiempo de comercialización e innovar rápidamente para mantenerse por delante de su competencia.

Usando Zapp, las marcas pueden usar el tiempo y la energía que antes usaban para diseñar y construir aplicaciones en conocer y responder a los deseos de su audiencia. Un proveedor OTT que sinergia todas las aplicaciones, canales, propiedades y programas a través de múltiples plataformas y dispositivos le da a la marca el poder para capturar permanentemente la atención de una audiencia cada vez más voluble e inquieta. El proveedor adecuado entiende que mientras los hábitos de sus usuarios siempre están cambiando, se deben ofrecer soluciones que permitan a las marcas construir valor a largo plazo para sus audiencias.

¿Quiénes deben aplicar una estrategia directo al consumidor?

Una estrategia directa al consumidor puede beneficiar considerablemente a los medios que inician o a aquellos que tienen una gran movilidad en su oferta de contenido para ello lo mejor es que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Lanza y mantén una estrategia de aplicación DTC a largo plazo, pero flexible
  • Monetiza de forma eficaz tu estrategia
  • Mantente relevante una vez que hayas lanzado

Las malas decisiones sobre cualquiera de estos tres puntos pueden afectar significativamente a los editores, ya que la gran cantidad de contenido y las formas de acceder a él en el mundo actual pueden conducir rápidamente a un cambio de audiencia que llevará tiempo y dinero recuperar.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close