Marketing

Día de muertos: Así es como los mexicanos viven este festejo

  • 72% de los hogares mexicanos compra pan de muerto.
  • Los valores más asociados a lo mexicano son la tradición y la cercanía familiar.
  • 65% de los mexicanos asegura que prefiere el consumo de marcas mexicanas.

En una celebración tan representativa como es el “Día de Muertos”, las familias mexicanas acostumbran preparar los platillos que sus difuntos disfrutaban en vida, para luego colocarlos en una tradicional ofrenda.  

En algunos lugares llevan estos platillos al panteón y adornan las tumbas; otros prefieren hacer un altar en casa y ponerle su toque personal. Con todo y eso, hay ciertos elementos que las familias mexicanas no pasan por alto a la hora de poner su ofrenda.

En ese sentido, y para continuar con la práctica, los hogares suelen comprar:

  • 72 %  Pan de muerto
  • 64 %  Velas o veladoras
  • 58 %  Flores de temporada
  • 24 %  Papel picado u otras decoraciones alusivas a la fecha
  • 23 %  Calaveritas
  • 23 %  Dulces
  • 23 %  Frutas
  • 15 %  Tabletas para preparar chocolate caliente
  • 11 %  Otros productos
  • 9 %     Calabaza (para preparar dulce)

“Como ya es tradición, el pan de muerto no puede faltar en las ofrendas de las familias mexicanas; es una de las piezas que más demanda tiene en esta época del año, incluso su venta inicia casi dos meses antes para que haya más tiempo de degustarlo. Las velas y la flor de cempasúchil son otros de los elementos indispensables en el altar, así como los platillos favoritos de los difuntos”, menciona Adrián Ávalos, Expert Solutions de la División Worldpanel de Kantar México.

Esta temporada es de suma importancia para los mexicanos, pues los valores más asociados a lo mexicano resultaron ser, por mucho, la tradición y la cercanía familiar. Y el festejo por el “Día de Muertos” es justamente eso.

De acuerdo con el estudio de Mexicanidad, realizado por la división de Insights de Kantar, en este tipo de celebraciones permea en los mexicanos la solidaridad, la alegría, la amabilidad, la creatividad y la originalidad.  

Asimismo, los mexicanos se sienten orgullosos de su mexicanidad, y lo reflejan llevando flores al cementerio, o al momento de montar un altar, de adornarlo, de cocinar los platillos que irán en él; algunos hasta ponen las fotografías de sus difuntos, a fin de mostrar que son recordados entre el grupo familiar.

Pero ¿qué pasa con la mexicanidad como constructo cuando ésta se relaciona con el consumo y la preferencia marcaria en Día de Muertos? Dentro de la teoría marcaria, la marca país tiene un poder importantísimo de dotar a cualquier oferta con asociaciones positivas que son usualmente relacionadas al país de origen.

En México, el 65% asegura que prefiere el consumo de marcas mexicanas en el día a día, y sobre todo, en festividades nacionales. No obstante, eso tampoco supone que una marca global no tiene oportunidad.

“Las marcas locales tiene ventaja no sólo en los aspectos logísticos, sino porque la cultura local importa. Aún una marca global tiene mucho que ganar adaptándose a los gustos y necesidades locales,” dice Fernando Álvarez Kuri, VP de Kantar.

Si bien hay una preferencia de las marcas locales entre los mexicanos, los primeros productos que están en la mesa, y en la ofrenda, son el pan, tortilla, cerveza, refrescos y botanas; alimentos que hoy por hoy se han transformado en básicos en la dieta de los mexicanos, siendo representados por marcas que desde su comunicación y su tiempo en el mercado logran una familiaridad envidiable por cualquiera.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close