Diseño

Cosa de logos

Que un anuncio o una campaña provoque controversia puede ser perjudicial o no, pero lo seguro es que será más o menos efímero: durará lo que dure la campaña. Con un logotipo la cosa es diferente, porque se supone que su permanencia será mucho mayor. Por eso, estos casos de logos fallidos (como mínimo) resultan aún más inexplicables. ¿Nadie se dio cuenta de lo que estaban mostrando, o del riesgo implícito en estos diseños? Parece que no. Y en la era digital, esto es imperdonable. Veamos algunos ejemplos.

Tesco

Según parece, el equipo de diseño de la cadena de supermercados Tesco relaciona la leche de manteca (una especie de leche descremada) con el semen. Eso explicaría la imagen que ilustra estos envases: cualquier persona normal ve un pene. Los diseñadores de Tesco, aparentemente, no. O sí, y avanzaron con este diseño para lograr repercusión. ¿Será así?

Hershey

Es probable que quienes hayan creado y aprobado este logo de Hershey no estuvieran al tanto de la cultura del emoji. Es cierto, la imagen a la derecha representa, supuestamente, un “Hershey’s Kiss”, esos bomboncitos tan deliciosos, pero también es el emoji que significa caca. Una montañita de caca, para ser más específico, incluso con su voluta de humo (es el papelito con el que se abre el chocolate).

Coca-Cola

Esta imagen fue parte de una campaña que mostraba a Taylor Swift y otros jóvenes enfrentando situaciones difíciles y sorteándolas con la ayuda de Diet Coke. El problema era el claim final, “You’re On”, algo así como “estás bien”, “estás con todo”, y también “es tu turno. Pero colocado así, sin un punto entre el claim y el logo, y con la palabra “diet” más pequeña, lo que se lee es: “Estás drogado con cocaína”. O tal vez esa fuera la intención real de la campaña. Uno nunca sabe.

Pendennis

Esta compañía constructora de yates de lujo en Gran Bretaña decidió aplicar su logo en sus camionetas. El tema es lo que queda del logo cuando la puerta de la camioneta está abierta: “Penis” (pene). Nadie de la empresa se había dado cuenta hasta que alguien lo vio, le sacó una foto, la subió a Twitter y el mundo entero lo descubrió. Pendennis lo aprovechó, publicando este mensaje: “Si te reíste con nuestras camionetas, ahora doná dinero para investigar el cáncer testicular”. Y está bien, por lo menos hay alguna relación…

(Fuente: Cracked)

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close