Organizacional

Tres procesos administrativos básicos para el crecimiento de las Pymes

  • El uso de tecnología empresarial puede reducir hasta un 40% las mermas de un negocio y un 20% sus gastos operativos.

Un mejor control de inventarios, a través del uso de herramientas tecnológicas, ayudaría a las pequeñas y medianas empresas a reducir las mermas entre un 30% y 40%, así como sus gastos operativos hasta en un 20%, de acuerdo con datos de Aspel –empresa mexicana de soluciones administrativas para la automatización de las Pymes–, lo que contribuiría a incrementar las utilidades de este tipo de negocios.

Al respecto, Gilberto Sánchez, Director General de Aspel comenta: “Hoy la tecnología permite usar mejor los recursos y tiempo de la empresa, lo que conlleva a tener un mayor enfoque en el negocio y en el desarrollo de estrategias, mejorando así la productividad. También eleva la competitividad, ya que proporciona información útil para tomar decisiones inteligentes; además, aumenta la innovación y hace que la administración sea más eficiente, elevando las ganancias y minimizando las pérdidas”.

Para que una Pyme pueda avanzar hacia un mayor crecimiento y eleve el porcentaje de éxito, Aspel recomienda poner atención a estos tres procesos administrativos básicos:

  1. Manejo de inventarios. Al ser uno de los activos más valiosos de las compañías, la falla en su administración puede derivar en altos costos para el negocio y ponerlo en riesgo de frenar su producción o limitar ventas por exceso de demanda. Las herramientas que apoyan a los empresarios a controlar efectivamente su abastecimiento, también les permiten conocer en tiempo real existencias y faltantes de mercancía, así como identificar cuál de los productos con los que cuenta es el más rentable.
  2. Control de la contabilidad. Registrar las operaciones contables de forma manual o en hojas de datos incrementa la probabilidad de que existan errores u omisiones. Las aplicaciones dedicadas a este propósito procesan, integran y mantienen actualizada la información contable de la compañía y, además, proporcionan reportes, documentos y gráficas para evaluar la situación financiera de la organización.
  3. Organización de los movimientos bancarios. Una buena gestión bancaria permite conocer la liquidez y flujo de efectivo de la empresa; por ello, es preciso utilizar herramientas con las que se puedan controlar los movimientos de cualquier cuenta, tener a la mano información financiera en todo momento, establecer una programación periódica de los pagos de rentas y servicios, prever gastos e ingresos mensuales, así como conocer de manera clara los saldos reales de cada balance.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que el 65% de los negocios a nivel nacional cierran operaciones antes de los cinco años de vida y registran un promedio de supervivencia de 7.8 años[1]. Dichos datos sirven de alerta para que los empresarios consideren implementar tecnologías y estrategias de mejora basadas en el dinamismo, capacitación y actualización, lo cual les permite incrementar la rentabilidad de sus negocios y mantenerse en el mercado dentro de un ecosistema cada vez más competitivo.

[1] INEGI | Esperanza de vida de los negocios en México | última vista 20-10-2019

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close