Open MKT

¿Cómo elegir a un aliado en una estrategia de RSE para este 2020?

  • En México existen 42,269 OSC inscritas en el Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil.
  • Las alianzas entre OSC y empresas debe estar basada en afinidades y valores que ambas compartan. 
  • Una campaña de RSE sin la comunicación adecuada está destinada a limitar su impacto social.

Las estrategias de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) son una excelente oportunidad para fortalecer la reputación de las empresas, de manera que seleccionar a un aliado para llevarla a cabo es una decisión que debe ser analizada con detenimiento, pues de eso depende si la campaña es exitosa o un fracaso, es por ello que Central de Fundaciones (CEDEFU) te presenta algunas recomendaciones al momento de elegir una causa para este 2020.

La causa 

Existen diferentes organismos o fundaciones que apoyar, tan sólo en el Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) están inscritas 42,269 instituciones enfocadas a diversas causas, que van desde la reconstrucción del tejido social, rehabilitación física y social, ambiental o de equidad de género.

En consecuencia, los responsables de RSE de las compañías tienen una amplia gama de posibilidades, pero la inversión social debe ser seleccionada desde el punto de vista que favorezca a la marca o empresa. “Todas las causas son válidas para una estrategia de RSE, sin embargo, hay que ponderar a cuáles somos más afines o en cuál nuestros valores de empresa y marca se ven alineados y reflejados. El objetivo es generar un impacto positivo en los públicos internos y externos, para que en un momento dado ellos deseen participar en la campaña”. Apuntó Gonzalo Taddei, presidente de CEDEFU.

Reputación 

Es cierto que todas las causas son dignas de ser impulsadas, sin embargo, la reputación tanto de una OSC como la de la empresa o marca será crucial para que la alianza entre ambas pueda ser un ganar-ganar. La alineación de valores y objetivos sociales es el primer filtro para decidir a quién sí o no apoyar. En ese sentido, tanto OSC como empresas son libres de aceptar o rechazar una alianza que pueda afectar su reputación y crearle una crisis de credibilidad.

El segundo filtro es la reputación que tiene la OSC en materia de transparencia y rendición de cuentas. Un organismo con cuentas claras ofrece mayor certeza a cerca de su operación y compromiso con la causa que trabajan. “Es importante hacer un análisis histórico de la operación de la OSC, pues es la única manera en la que las empresas pueden tener certeza de que su inversión será empleada en el fin elegido¨, comentó el presidente de CEDEFU.

Vinculación 

El relacionamiento de una OSC con diversos sectores puede jugar en favor o en contra de la empresa o marca, por un lado está la vinculación que permite crear alianzas a largo plazo y que permiten amplificar las causas de modo que se crea un círculo virtuoso en el que todos aportan un valor a la estrategia.

No obstante, existen los nexos que desvirtúan la causa. “En México, se han utilizado a algunas instituciones para la evasión de impuestos o relacionarse con grupos con los que no comparten sus valores a fin de hacerse de las donaciones, de ahí la importancia de tener un amplio conocimiento de todos los aliados de las organizaciones a fin de que la estrategia no pierda su credibilidad”, aseguró Taddei.

Documentación 

Una vez que se han identificado los posibles aliados para la estrategia es indispensable que la OSC seleccionada cumpla con toda la reglamentación fiscal para poder ser donataria y que la inversión en ella esté asegurada para la causa.

Comunicación 

Crear una estrategia de RSE sin comunicarla de manera efectiva es garantía de un impacto limitado, es por ello que al tener una alianza  con una OSC, en el acuerdo de colaboración esté contemplado un equipo de comunicación que pueda dar la mayor difusión a la campaña, usando distintas áreas de conocimiento como marketing con causa o relaciones públicas off y online, a fin de que el impacto se produzca puntualmente en el target.

“Las estrategias 360 de comunicación son un área en la que las OSC casi no trabajan, debido a las limitantes de operación con las que subsisten, es por esa razón que a través de alianzas como las que tenemos en CEDEFU con diferentes OSC en México podemos amplificar de manera efectiva sus causas con el apoyo de las empresas.” Puntualizó Gonzalo Taddei.

Las campañas de RSE deben ser vistas como una de las áreas dentro de la empresa que se pueden capitalizar a modo de reputación y valor de marca, que permiten la retención del público objetivo. Así se crea un círculo virtuoso en el que tanto empresas como OSC pueden obtener un beneficio mútuo. Este 2020 inícialo con una estrategia de RSE que ayude a proyectar tu marca.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close