Festivales y Eventos

Devolvamos el valor a los premios

Pudimos ser como cualquier otro medio.

Pudimos limitarnos a cubrir el festival: entrevistar a la gente y felicitarla por todas sus nominaciones.

Pudimos haber hecho lo fácil y no arriesgarnos a recibir las críticas de personalidades tan importantes del medio.

Pero no fue así.

No, porque queremos generar un cambio en la industria y creemos que el primer paso es ser más críticos.

Como medio, nuestra posición es complicada: comunicamos lo que sucede en la industria, lo que implica analizarla, cuestionarla y tratar de entenderla. Nuestro trabajo no es ir a buscar todos los premios habidos y por haber.  Pero el de ustedes tampoco debería serlo.

Nuestra intención no fue criticar la calidad de las piezas del shortlist. Nos queda claro que tanto VMLY&R, como las otras agencias ganadoras cuentan con –algunas– piezas de premio, lo que sí cuestionamos es la cantidad de categorías, nominaciones y premios. ¿De verdad beneficia a la industria que se entreguen 58 metales en la categoría de Craft Audiovisual? ¿En qué nos ayuda premiar 44 piezas en Craft Impreso y que, además, sólo de esa categoría se entreguen 17 oros?

Más aún, ¿es válido que un festival –que debería servir de filtro para premiaciones internacionales– entregue 413 premios, es decir, casi el 70% del shortlist?… ¿La cantidad de estos metales realmente se traduce en premios internacionales en la misma proporción?

¿Estamos premiando las mejores ideas o las que tuvieron el presupuesto suficiente para ser inscritas en la mayor cantidad de categorías?

La publicidad debería ayudar a las marcas a crecer con trabajo genuino y real, que el target haya visto y disfrutado. La cantidad de piezas inscritas no debería ser más que una muestra de nuestra creatividad en beneficio de nuestro cliente (y sus clientes), de cómo nuestro talento impactó a los consumidores, los del día a día, esos del mundo real. Nosotros no somos target.

Si es así, felicidades a todos los ganadores, todas las marcas y todos los consumidores. Felicidades a la industria, a la creatividad y a los jurados.

Felicidades a México, porque más allá de cualquier premio, cada una de las piezas –sean 1 o 107–, siempre y cuando sean reales, es lo que hace que elevemos nuestro nivel.

Etiquetas

Artículos relacionados

One Comment

  1. Hubo campañas que lograron el objetivo, sin presupuestos millonarios sólo conectando con el target, que gracias no sólo a la creatividad también a la empatia lograron objetivos que de verdad contribuyen. Pero ni un shortlist bueno… Que chingón que los grandes sigan siendo grandes ??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close