Open MKT

El Edelman Trust Barometer 2020 global revela que el creciente sentimiento de desigualdad

  • La mayoría cree que el capitalismo en su forma actual genera más daños que beneficios en el mundo.
  • Las empresas ocupan el vacío que dejó el gobierno y se convierten en la institución más confiable.

El Edelman Trust Barometer 2020 en su edición global revela que, pese a la fortaleza económica global y la alta tasa mundial de empleo, la mayoría de los encuestados en los mercados desarrollados no cree que habrá mejoras en sus vidas dentro de los próximos cinco años. Asimismo, 56 % creen que el capitalismo como lo entendemos en la actualidad genera más daños que beneficios en el mundo.

“Estamos viviendo una paradoja de la confianza”, dijo Richard Edelman, CEO de Edelman. “Desde que comenzamos a medir la confianza hace 20 años, el crecimiento económico ha sido lo que ha fomentado el aumento en la confianza. Esto continúa así en Asia y el Medio Oriente a diferencia de los mercados desarrollados, donde la desigualdad económica nacional se ha establecido como el factor más importante. El miedo está ahogando a la esperanza, y la vieja idea que asumía que el trabajo duro genera movilidad social positiva ha quedado invalidada”.

Las preocupaciones al respecto son muy variadas y profundas. Globalmente, a la mayoría de los empleados (83 %) les preocupa perder su trabajo a causa de la automatización, una recesión inminente, falta de entrenamiento, competencia extranjera barata, migración o la gig economy (una economía basada en contratos temporales). A 57 % de los encuestados les preocupa perder el respeto y dignidad que alguna vez tuvieron en su país. Casi dos de cada tres personas opinan que el ritmo del cambio tecnológico avanza demasiado rápido. Además, no hay consenso con respecto a la verdad: a 76 % de los encuestados les preocupa que las fake news o noticias falsas sean usadas como un arma.

Un número récord de países del mundo desarrollado y en desarrollo está viviendo la brecha de clases más grande respecto a los niveles de confianza. A nivel global, existe una diferencia de 14 puntos entre el público informado (65) y la población general (51). En 23 mercados distintos hay una diferencia que alcanza cifras de dos dígitos, entre los cuales se encuentran Australia (23 puntos), Francia (21 puntos), Arabia Saudita (21 puntos), Alemania (20 puntos), el Reino Unido (18 puntos) y España (17 puntos).

Las empresas son la institución más confiable (58 %), y se encuentran a la cabeza del rubro de gobernanza global. Las recientes decisiones de la Business Roundtable de promover la adopción de un modelo de múltiples partes interesadas para las empresas multinacionales estadounidenses; el lanzamiento de la iniciativa Business for Inclusive Growth que se enfoca en ofrecer sueldos justos por multinacionales francesas; y la alianza Business Ambition for 1.5 °C reconocen la amplia responsabilidad que tienen las corporaciones.

“Las empresas han ocupado el vacío dejado por gobiernos populistas y partidistas”, señaló Edelman. “Ya no podemos seguir trabajando como antes y solo enfocarnos en generar retornos para los accionistas. Entre los empleados, 73 % reportan que quieren tener la oportunidad de generar un cambio en la sociedad y casi dos tercios de los consumidores se identifican como belief-driven buyers o compradores fieles a sus creencias, frente a ello, los CEO entienden que sus responsabilidades han cambiado”.

Se espera de los CEO que lideren desde la vanguardia. Noventa y dos por ciento de los empleados dicen que los CEO deben tener una postura con respecto a temas coyunturales, como entrenamientos para adquirir nuevas habilidades, el uso ético de la tecnología y la desigualdad económica. Tres cuartos de la población general opinan que los CEO deberían tomar el liderazgo del cambio en lugar de esperar a que el gobierno lo imponga.

“Lo que la gente espera de las instituciones nos ha llevado a transformar el modelo con el que medimos la confianza”, Edelman comentó. “Actualmente, la confianza se fomenta a partir de dos atributos: ser competente (cumplir con las promesas) y tener un comportamiento ético (hacer lo correcto y trabajar para mejorar la sociedad). Ya no se trata solo de lo que haces, también se trata de cómo lo haces”.

Este año los resultados revelaron que ninguna de las cuatro instituciones es percibida como competente y ética al mismo tiempo. Las empresas se encuentran en el puesto más alto en cuanto a competencia, con una gran ventaja de 54 puntos por encima del gobierno, al ser vistas como instituciones que realizan su trabajo como debe ser (64 % contra 10 %). En comportamiento ético, las ONG superan al gobierno (con una diferencia de 31 puntos) y a las empresas (con 25 puntos).

El gobierno es percibido como incompetente y poco ético, aunque, comparado con las empresas, sigue generando más del doble de confianza respecto a la protección ambiental y a la reducción de la brecha salarial. Los medios de comunicación también son vistos como incompetentes y poco éticos: la mayoría (57 %) opina que los medios no hacen un buen trabajo para distinguir entre opiniones y hechos, no obstante, se les considera invaluables cuando se trata de cubrir las noticias (58 %).

“Tras darles seguimiento a 40 empresas globales en el último año a través del modelo de Edelman Trust Management, aprendimos que valores éticos como la integridad, la confiabilidad y tener un propósito impulsan casi 76 % del capital de confianza de las empresas, mientras que ser competentes tan solo representa 24 %”, señaló Antoine Harary, presidente de Edelman Intelligence. “Sin duda, la confianza está vinculada con hacer lo que es correcto. La batalla por la confianza se llevará a cabo en el campo del comportamiento ético”.

Otros hallazgos clave del Edelman Trust Barometer 2020 son:

  • Tanto las empresas como el gobierno pueden realizar acciones específicas para alcanzar un puntaje más alto. Los encuestados esperan que las empresas concentren sus esfuerzos en pagar sueldos justos y en reentrenar a su personal. En el caso del gobierno, estas acciones implican reducir el partidismo, abordar problemas a nivel comunitario y crear alianzas con empresas y ONG.
  • El gobierno local/estatal (54 %) cuenta con mayor confianza que el gobierno central/federal (51 %).
  • Si bien el gobierno y los medios son las instituciones que cuentan con menos confianza, ambos siguen siendo percibidos como los grupos mejor capacitados para abordar temas de salud (53 %), desigualdad económica (51 %), migración (48 %), productos nocivos (42 %) e inclusión (41 %).
  • La tecnología continúa siendo el sector que genera mayor confianza (75 %), sin embargo, sufrió la baja global más pronunciada al disminuir cuatro puntos. Muchos mercados sufrieron bajas considerables en su puntaje, entre ellos Francia (-10 puntos), Canadá (-8 puntos), Italia (-8 puntos), Singapur (-8), Rusia (-8 puntos) y Estados Unidos (-7 puntos). Asimismo, la tecnología dejó de ser el sector que genera mayor confianza en 9 de los 28 mercados encuestados —Australia, Canadá, Hong Kong, Italia, Rusia, Irlanda, Singapur, los Países Bajos y el Reino Unido—.
  • Ninguna institución cuenta con una visión para el futuro en la que confíe la mayoría de los encuestados: gobierno (35 %), medios (35 %), empresas (41 %) u ONG (45 %).

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close