Comunicación

El poder de las relaciones públicas en el deporte adaptado

Escribir de lo que poco se habla ayuda y ayuda mucho, por esa razón hablaremos acerca del deporte adaptado. Éste, es practicado por personas con discapacidad, si pudiéramos darle una breve y fácil definición, diríamos que el deporte adaptado consiste en –como su nombre indica— adaptar un deporte a las necesidades de la persona con discapacidad.

Pero, ¿por qué hacer esto? En la actualidad existen minorías, una de éstas son las personas con discapacidad, ya sea de nacimiento o de forma adquirida, este colectivo se enfrenta a dificultades diariamente, un ejemplo de esto es la “brecha” que existe entre las personas convencionales y las que cuentan con alguna discapacidad.

Hoy en día se habla mucho de inclusión, pero poco se practica. Es necesario que las personas con discapacidad –ya sea motriz, intelectual o visual—puedan valerse de herramientas que les permitan integrarse a la sociedad; una de éstas es y será el deporte.

Es sabido que el deporte adaptado puede utilizarse con diferentes fines, entre los que podemos encontrar, rehabilitación, recreación o de manera profesional. De la manera en que se use, su práctica traerá múltiples beneficios, siendo una de las más importantes, la integración a la sociedad, obteniendo de esta manera las mismas oportunidades que las personas convencionales.

Merece la pena mencionar que lo anterior no resulta nada sencillo, pues como en otros sectores, las barreras siempre se harán presentes. Por mencionar algunas: la persona con discapacidad no siempre tiene acceso a instalaciones deportivas para su práctica; también encontramos escasa atención por parte de la administración pública, así como de las instituciones deportivas, la población tiene poco interés –en algunos casos es por desconocimiento del tema—y por último, no existe cobertura ni difusión del deporte adaptado por parte de los medios de comunicación.

¿Qué papel juegan las relaciones públicas en el deporte adaptado?

Bien, te diré algo, es de gran importancia que profesionales, con un perfil en específico ayuden a potencializar al deporte adaptado como una herramienta de integración social, el perfil que se necesita lo encontramos en el profesional de las relaciones públicas.

El relacionista público encaja perfecto en la línea requerida, pues sus habilidades como estratega de la comunicación le permitirán colaborar con los diferentes públicos con los que tiene relación el deporte adaptado, ya sean de manera directa o indirecta y de los cuales dependerá su éxito o su fracaso.

Pero ¿cuáles son las necesidades más comunes en materia de relaciones públicas en el deporte adaptado?

En primer lugar, este profesional desarrollará un plan de relaciones públicas, a través del cual se direccionarán las actividades a realizar; además, será el responsable de ejecutarlo, utilizando de manera efectiva los recursos con los que se cuenta, todo esto tomando como eje transversal la comunicación estratégica.

Este estratega de la comunicación creará relaciones beneficiosas entre los diferentes públicos que se desenvuelven en el entorno del deporte adaptado: personas con discapacidad, entrenadores, asociaciones civiles, la administración pública, instituciones deportivas, el sector privado y personas interesadas en la temática.

También será esencial en la correcta administración de los centros deportivos, así como en el adiestramiento y capacitación del personal para desarrollar planes de trabajo en materia de comunicación. Construyendo así embajadores de marca que serán los responsables de transmitir la importancia de esta clasificación del deporte con base en su experiencia.

Otro tópico importante es que el relacionista público implementará planes y propuestas para la obtención de recursos, los cuales serán necesarios para alcanzar los objetivos deseados. Este profesional también está capacitado para la evaluación de las actividades que se desarrollen a través de métricas específicas.

Por último y no por ello menos importante, el relacionista público será el encargado de hacer frente a las crisis que pudieran presentarse de manera interna o externa, en el deporte adaptado.

En resumen
El profesional de las relaciones públicas será el responsable de crear y mantener redes de comunicación estratégica entre padres, atletas, entrenadores, gobierno y sector privado, siguiendo un plan de comunicación a largo plazo, trabajando articuladamente entre ellos, direccionados a un solo objetivo: lograr que el deporte adaptado se convierta en una herramienta de integración social para personas con discapacidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close