Radio

Optimismo en la radio y la debacle de Radio Centro

Toda crisis presenta en sí oportunidades, o por lo menos eso nos han dicho.

De acuerdo con la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) y con base en un estudio del INRA las primeras tres semanas marzo las estaciones de radio mostraron un aumento de 12% en las audiencias.

Así es, en plena pandemia, los medios, sobre todo los radiofónicos, han presumido el crecimiento en sus audiencias en especial en sus espacios informativos, Lo cual demuestra que el mexicano sigue confiando en los noticieros radiofónicos y desconfiando claramente en la televisión y los medios impresos de noticias.

Por supuesto que no todas las estaciones de radio pueden decir los mismo. Lo triste es que más allá de este crecimiento en espacios determinados de la radio, esta sigue siendo poco imaginativa y menos propositiva. Los programas deportivos continúan a pesar de que no hay deportes en casi ninguna parte del mundo y a diferencia de lo que ha sucedido en otras naciones, donde como el futbol los programas deportivos desaparecieron de manera paulatina cuando sus titulares dejaron de tener material para trabajar, aquí en los noticieros los comentaristas deportivos se convirtieron en reseñistas de documentales o en cronistas de juegos de consola anta la falta de inventiva de productores y conductores titulares de los espacios informativos.

Otro dato llamativo es que los segmentos que aumentaron su audiencia en la radio fueron los A/B y D. Los dos primeros segmentos son lo que debieron provocar una reacción creativa que no existió entre los productores y creadores de contenidos del medio pues son los primeros que migraron a Internet desde hace años y de la misma manera los que pueden atraer una inversión comercial de calidad en una época en que el mismo estudio marcó el retiro de 7 de los principales anunciantes de su pauta comercial, que seguramente y jugando a la segura la mudaron a Internet.

En lugar de ofrecer espacios creativos o alargar sus espacios exitosos de revista que acompañan y ganan audiencias aburridas de las cuatro paredes y del pan con lo mismo de televisoras que al parecer siguen de capa caída porque nadie dice nada y bien sabemos que en el caso de los medios el silencio es sinónimo de malas noticias.

A diferencia de la televisión, la producción radiofónica no necesariamente necesita de un estudio o locaciones y gracias a la tecnología, como hemos descubierto en estas semanas, se puede hacer sin mucha complicación. Pero desgraciadamente en México los empresarios de la Radio siguen siendo mezquinos y cobardes. Con anunciantes que se retiraron a la radio le faltó osadía frente a la contingencia y fueron algunas marcas las que sobresalieron.

Lo triste es que a pesar de este crecimiento en audiencias Radio Centro continúa mostrando su debilidad y pésima administración.

La semana pasada la empresa anunció la venta de su estación 97.7 FM conocida como Universal al grupo MVS. La noticia dada a conocer por la cabeza del grupo Juan Aguirre Abdo demuestra que el servilismo del grupo con el presidente al contratar a Aristegui y Astillero no ha rendido frutos.

Las calificadoras han dejado los papeles deuda de la empresa al nivel de casi basura. Y las decisiones de Aguirre Abdo se dieron, de acuerdo con el portal La política Online, sin notificar a los accionistas de la empresa. Es evidente la caída libre de una radiodifusora muy mal administrada. De seguir así no será raro que después de décadas de agonía Radio Centro desaparezca finalmente, antes de acabar el sexenio.

Desde mi punto de vista también vale la pena mencionar a algunos anunciantes que se mantuvieron por un poco más al aire con mensajes inteligentes; Ve al super o a la Comer, pero cuídate, o algo similar que se escuchaba en los anuncios de La Comer fueron de los mejores de estos días y algo que no estamos acostumbrados a ver en la publicidad comercial que es la verdadera empatía con el consumidor.

El confinamiento habrá de terminar y si la industria radiofónica no aprendió nada de esta crisis, las audiencias regresaran a los espacios que utilizaban antes de la emergencia.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close