Publicidad

Asociaciones de la industria publicitaria levantan la voz y exigen un pago puntual

Lanza un comunicado la nueva entidad mundial publicitaria conformada por diferentes asociaciones de diferentes países, entre las cuales figuran presentes México, Colombia y Brasil, en el que externan de forma ‘agresiva’ su postura respecto a los retrasos de pagos de los clientes.

 

En el comunicado, la entidad deja ver la molestia y preocupación de agencias hacia los grandes anunciantes del mundo, quienes muestran más interés en la inversión de miles de millones en Responsabilidad Social, antes que en el cumplimiento de fecha de pago a proveedores en el que se incluyen las agencias.

Voxcomm, la voz mundial de la comunidad publicitaria, entidad que dio luz a esta queja, inicia entre sus primeras líneas: “El pago tardío no es inteligente: es irresponsable”, respaldando el documento con la firma de once asociasiones de agencias de publicidad de diferentes partes del mundo.

“Elija el informe anual de cualquier empresa y habrá una sección sobre lo importante que es ser socialmente responsable. Las empresas saben que tanto sus clientes como sus empleados esperan que hagan lo correcto. Para la gente. Por el planeta. Según la encuesta Trust Barometer realizada por Edelman en marzo de 2020, el 90% de la gente dijo que las empresas y las marcas deben proteger el bienestar financiero de los empleados y proveedores. Saben que, si no lo hacen, no será perjudicial sólo para las relaciones públicas. También lo será para las ventas. Será difícil contratar y retener talentos y atraer clientes. Hoy, las empresas Fortune Global 500 gastan alrededor de 20 mil millones de dólares al año en actividades de RSE. La investigación ha demostrado que varias formas de incentivos prosociales (los trabajadores son recompensados no con dinero, sino con el compromiso de su empresa, que participa en acciones benéficas para la sociedad) aumentan la productividad en tareas simples y complejas, aumentan la retención e incluso reducen las demandas salariales de los empleados”.

Además de exponer de forma concreta lo siguiente:

“Con el mundo tratando de llegar a un acuerdo con la pandemia de covid-19, uno esperaría que esto sea aún más cierto que nunca. Y, sin embargo, estamos escuchando de nuestros miembros en todo el mundo que muchas de esas mismas empresas ‘corporativamente responsables’ están utilizando la crisis para retrasar el pago a sus agencias. El pago tardío es un hábito pernicioso que, incluso, las empresas ricas en efectivo emplean para mejorar falsamente sus índices de liquidez. Está directamente en desacuerdo con su política declarada de RSE. Se les está pidiendo, de facto, a las agencias que actúen como bancos de grandes clientes que, como empresas, son más grandes que ellas mismas”.

Como conclusión del documento, Voxcomm, describe y devela los procesos utilizados por los grandes anunciantes como justificación y argumentos en los que se esconden para evadir la responsabilidad del cumplimiento puntual del pago.

“Estas empresas intimidan a las agencias con plazos de pago más largos o simplemente ignoran los términos de pago contractuales. Las consecuencias no deseadas significan que las agencias a su vez luchan por cumplir con su payroll (el pago de sueldos de su staff), a menudo el 75% de sus costos. Luego tienen que retrasar el pago de sus trabajadores independientes y subcontratistas (contratados para trabajar directamente para estos clientes), que a menudo son dueños de medios comunitarios especializados y diversos, así como artistas de voz en off, fotógrafos, ilustradores, etcétera. Sus honorarios son sus salarios. Es lo que les permite pagar el alquiler y poner  comida sobre su mesa. La investigación muestra que si los empleados piensan que su empresa está aprovechando las iniciativas de RSE de manera instrumental ?tratando de participar en actividades prosociales sólo en beneficio propio? reaccionarán negativamente y se esforzarán menos. En otras palabras, si bien estas iniciativas beneficiarán a la sociedad, serán contraproducentes para las empresas si las personas piensan que están siendo usadas por razones equivocadas”.

Así finaliza la queja realizada por asociaciones de todo el mundo defendiendo derechos para la industria y para sus agencias. La entidad representante está conformada por: la Association of American Advertising Agencies (4As), la European Association of Communication Agencies (EACA), el Institute of Communication Agencies (ICA) de Canadá y el Institute of Practitioners in Advertising (IPA) del Reino Unido.

Por otra parte, además de esas cuatro entidades, las otras siete que hasta el momento se sumaron a la iniciativa son (en orden alfabético) la Alianza por el Valor Estratégico de las Marcas (AVE) de México, la Associação Brasileira de Agências de Publicidade (ABAP), la Association of Accredited Advertising Agencies of Hong Kong (HK4As), la Association of Accredited Advertising Agents (4As) de Malasia, el Commercial Communications Council de Nueva Zelanda, The Communications Council de Australia y la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias (UCEP).

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close