Publicidad

¿Cómo afecta el interiorismo la calidad de vida de los colaboradores?

Como consecuencia de la cuarentena producto del Covid-19, las empresas no sólo tuvieron que replantear la metodología de trabajo, sino que ahora, ante los diferentes niveles de regreso laboral, están reorganizando su planta física y adecuando sus espacios de oficina. Desde el diseño interior se genera una gran oportunidad para interpretar las nuevas necesidades e implementar cambios en los esquemas y formas, representando un reto único en búsqueda del bienestar para el ser humano.

Para Natalia Heredia, socia fundadora y directora de Interior1, estudio enfocado en el diseño de interiores, especializado en el desarrollo de espacios corporativos, hospitalarios y educativos, “La situación que hemos vivido no tiene precedentes, y nos debe dejar enseñanzas positivas para el futuro; nos hemos dado cuenta que se puede trabajar bajo un esquema híbrido entre lo virtual y lo presencial, y que los espacios en las oficinas deberían fomentar en los empleados la creatividad y la colaboración, llevándolos a ser mucho más divertidos y sensibles. Esta es una etapa muy atractiva para el diseño interior, si somos capaces de interpretar y aprovechar los cambios que se están produciendo”.

Ante los retos que las organizaciones tienen para ajustar sus espacios a los nuevos esquemas de trabajo, pensando en implementar estrategias a corto, mediano y largo plazo, Interior1, ofrece las siguientes recomendaciones:

  1. Espacios dotados con tecnología: Independientemente del momento que esté viviendo la empresa, la implementación de la tecnología será un recurso fundamental para facilitar distintas formas de trabajar por medio de teleconferencias e interconectividad. La pandemia y el trabajo 100% virtual ha acelerado tendencias que se venían incubando, y serán ahora indispensables para los espacios corporativos; así mismo, irán apareciendo soluciones tecnológicas que permitan mejorar e implementar protocolos de bioseguridad, facilitar el distanciamiento social y minimizar el contacto.
  2. Información y señalización: A corto plazo se deberá hacer énfasis en la educación y la socialización de los protocolos de cuidado; los lugares y la forma de circulación seguros serán fundamentales. Esto se mantendrá durante las etapas subsiguientes. Los diseñadores debemos enfocarnos en las sensaciones que las estrategias de diseño van a generar en los empleados y ser creativos para incorporar el distanciamiento social en las dinámicas cotidianas, a través de un diseño inteligente y sutil para que, de una manera casi silenciosa, haga sentir cómodo y seguro al usuario sin apelar a soluciones que puedan percibirse de alguna manera agresivas o invasivas.
  3. Un esquema ‘Phygital’: Este término, utilizado mucho en estos días, será la nueva tendencia en los espacios corporativos; es una propuesta híbrida que permite combinar la presencia física con esquema digital en las empresas; la experiencia vivida recientemente confirmó que se trata de un esquema que funciona y que además beneficia la calidad de vida de las personas.
  4. Espacios flexibles: A corto plazo las empresas tendrán como objetivo adecuar sus oficinas para cumplir con el distanciamiento social y protocolos de bioseguridad, pero más allá de esto, a mediano y largo plazo el foco se concentrará en contar con espacios flexibles y que se adapten fácilmente a las necesidades del empleado durante su día de trabajo. Plantear, por ejemplo, que una empresa que cuenta hoy en día con 2.000 metros cuadrados y 200 empleados en un mismo sitio pueda dar un giro y contar con tres ‘hubs’ distribuidos en diferentes puntos de la ciudad, que les permita ofrecer servicios y experiencias diferentes dependiendo de las necesidades del día a día. Esto le podría permitir al empleado un menor recorrido a su zona de trabajo y personalizar su manera de trabajar.
  5. Espacios colaborativos: Esta una tendencia que viene desde hace un tiempo, y tomará gran importancia y relevancia de ahora en adelante; si una oficina anteriormente contaba con 50 puestos de trabajo, ahora para el mismo número de empleados podría modificar este esquema generando puestos móviles/itinerantes, y ofreciendo nuevas ‘amenities’, salas de reuniones creativas, sitios especiales para tareas de baja/mediana/alta concentración, lugares que promuevan el trabajo en equipo y la creatividad.
  6. Biofilia empresarial: Traer hasta donde más se pueda el exterior al interior de las oficinas será una de las grandes tendencias que se impondrán en la etapa post-pandemia. Los parques urbanos en los edificios de las organizaciones, las plantas y los espacios abiertos, la ventilación y la iluminación natural y el contacto con la naturaleza producirán bienestar mental y físico a los empleados.
  7. Materiales y acabados: Los diseños en las oficinas, más allá de un tema netamente decorativo, deberán hoy más que nunca enfocarse en un tema más funcional; menos textiles, entornos más cálidos, pero más limpios en todo sentido. Las telas, la pintura y los acabados deberán tener como premisa repeler bacterias, virus etc. y permitir su cuidado y limpieza de manera segura y fácil.
  8. Iluminación con intención: Las oficinas deberían aprovechar las sensaciones que causa el juego de la luz y la tonalidad para crear ambientes definidos. Para lugares como la recepción, la cafetería y las zonas de sociales la luz cálida genera un efecto muy especial; en los lugares de concentración y trabajos específicos la luz blanca es la más recomendada. Para todos los casos es necesario buscar la mayor incidencia de luz natural en los espacios, como premisa primordial para mejorar la calidad de vida de los empleados y permitir ahorros energéticos.
  9. No desaprovechar la crisis: Debemos permitir que estos nuevos retos nos llevan a modificar los espacios de trabajo, buscando siempre mejorar la calidad de vida de los empleados, generando flexibilidad y personalización para las tareas del día a día. Se deben dotar las oficinas de herramientas suficientes para mantener un esquema híbrido funcional, impactando positivamente en la vida de las personas, aprovechando los espacios corporativos para aumentar la felicidad y la productividad de los empleados.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close