Open MKTPublicidad

Kellogg reconoce el talento joven para resolver los retos del presente

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, en México hay 251,711 jóvenes entre 15 y 24 años sin empleo o con un trabajo informal. Ante esta realidad y basándose en uno de los legados más importantes del fundador de Kellogg, la compañía invierte en el talento de sus colaboradores. Esto es lo que le inspira a la multinacional para que año con año reciban nuevos practicantes que se desarrollan en sus corporativos y tengan la oportunidad de obtener experiencia laboral a partir de la cultura y valores de la empresa, al mismo tiempo que aplican los conocimientos adquiridos en la escuela en el ambiente profesional.

Los programas de pasantías de esta compañía se comprometen a proporcionar experiencias holísticas que brinden oportunidades para trabajar en proyectos reales que impacten en el negocio. Los pasantes participan en una orientación de incorporación corporativa que consiste en paneles, eventos, actividades comunitarias, voluntariados y otros. Posteriormente, durante su estadía en la empresa, ellos son tratados como un miembro más de la familia Kellogg y tienen la oportunidad de participar en los grupos de recursos para empleados, premios, concursos, y desafíos. 

El último año del programa de prácticas profesionales de Kellogg en México estuvo compuesto por más de 40 alumnos que se encontraban estudiando diferentes carreras universitarias en distintas ciudades de México. Ellos participaron activamente en múltiples proyectos de mercadotecnia, finanzas, recursos humanos y otras áreas, teniendo un impacto positivo hacia el negocio de la multinacional y, a la par, sus líderes les ayudaron a acelerar su proceso de crecimiento profesional. 

Durante este programa los practicantes encuentran retos laborales que la empresa se enfrenta todos los días en su operación. Este tipo de desafíos enriquecen su experiencia ya que los practicantes aprenden a lidiar con éstos mientras están cobijados por los ejecutivos y directivos de la empresa. 

Una gran forma de analizar el éxito del programa de prácticas profesionales de Kellogg es conocer lo que los practicantes opinan al finalizar su estadía en la empresa. Andrea, una de las graduadas de este programa, expresó:

Durante mi pasantía en Kellogg pude conocer a muchas personas con diversos antecedentes. Cada vez que trabajaba con alguien, me aseguraba de reunirme con él o ella para poder aprender más. Hacer esto me ayudó a obtener una comprensión profunda de cómo se entrelazan las funciones y cómo funciona el negocio. También me ayudó a dar forma a los objetivos de mi carrera y allanó el mejor camino para lograr mis aspiraciones. Cuando me reunía con colegas en roles en los que me puedo ver en un futuro, me aseguré de siempre preguntar qué habilidades son necesarias para desempeñar ese papel y me tomé el tiempo para desarrollarlas. La gente en Kellogg aprecia el hambre de aprender y los líderes se toman el tiempo para enseñarnos nuevas habilidades y están felices de ser parte de nuestro desarrollo profesional”. 

Este programa otorga a los participantes experiencia laboral en proyectos reales y les ayuda a definir el camino profesional que quieren seguir después de terminar sus estudios universitarios. Así mismo, es una excelente forma de conocer a una de las principales empresas de alimentos en todo el mundo desde adentro. 

Respecto a esta colaboración, Emilio, otro graduado de la última generación de practicantes de Kellogg, comentó que existió algo que hizo única su estadía como practicante en la empresa:

Kellogg es una de las mejores empresas para trabajar; los líderes en todo momento se aseguraron de que tuviéramos la oportunidad de prosperar. Noté que la empresa promueve la resolución de problemas, en lugar de simplemente entregar soluciones. Me encanta que todos se sientan apreciados por el trabajo que realizan, sin duda es parte de la increíble cultura de Kellogg señalar los logros de las personas y celebrar sus éxitos”.

Con esta oportunidad Kellogg alienta la curiosidad y participación de todos los estudiantes seleccionados; es una experiencia emocionante, desafiante, única y de crecimiento profesional que se queda para siempre en la memoria de los graduados. 

“Los retos de para los jóvenes, en países como México, requieren de un gran trabajo entre el sector privado, gobierno, la academia y los jóvenes. En Kellogg somos conscientes que desde el sector empresarial debemos trabajar acciones que contribuyan a mover la aguja del desempleo a la baja”, expresó Alejandro Cabral, Vicepresidente de Recursos Humanos para Kellogg Latinoamérica. 

El programa de pasantías de Kellogg es un esfuerzo de colaboración promovido por sus líderes y respaldado en toda la organización. Hay una pasión por los estudiantes y por el desarrollo de la próxima generación de talento que impregna el programa, impulsando la experiencia personalizada para cada estudiante que se involucra como parte de la familia Kellogg.

Etiquetas

Artículos relacionados

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close