Periodismo

La doctora Ramey contra el machismo

Estelle Ramey fue una endocrinóloga, fisióloga y feminista estadounidense. Se le conoce principalmente por una cita extraordinaria sobre la igualdad entre la hombre y la mujer, tan exigida y tan poco respetada aún en la actualidad. Conviene recordar el contexto de esa cita, que fue un debate entre Ramey y el entonces líder del Partido Demócrata norteamericano. Veamos.

En 1970, durante una convención del Partido Demócrata, la representante Patsy Mink reclamó igualdad de oportunidades para las mujeres a la hora de acceder a cargos políticos. El doctor Edgar Berman, presente en la convención, contestó que “las violentas tormentas de desequilibrios hormonales mensuales hacen impropias a las mujeres para acceder a altos cargos”. Y agregó: “¿Se imaginan a una presidenta menopáusica tomando la decisión de la Bahía de los Cochinos en Cuba? En igualdad de condiciones, yo prefiero que un hombre como John Kennedy tome decisiones en una crisis, antes que una mujer de su misma edad.”

La doctora Ramey le respondió con una carta publicada en varios periódicos. Sostuvo que se había sentido muy “sorprendida al saber que las hormonas ováricas eran tóxicas para las células cerebrales”, y que durante la crisis de los misiles “Kennedy padecía la Enfermedad de Addison, que causa desórdenes hormonales severos y cuya medicación es capaz de provocar grandes cambios en el carácter; sin embargo, a nadie se le ocurrió destituirlo o considerarlo incapaz de resolver problemas”.

Así comenzó el debate entre ambos profesionales. En un momento, Berman pensó que era necesario aclarar su posición y afirmó que “yo realmente amo a las mujeres”. La doctora Ramey lo fusiló: “Sí, lo mismo decía Enrique VIII”. Fue tan evidente que Ramey tenía razón, que Berman terminó renunciando a su cargo en el Partido Demócrata. Entre las muchas frases extraordinarias de la doctora, se incluye la cita mencionada al comienzo, y que se ha convertido en meme últimamente (búsquenla en Google):

“La igualdad llegará cuando una mujer tonta pueda llegar tan lejos como puede llegar hoy un hombre tonto.”

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close