MarcasOpen MKT

Su majestad HBO

Retomando la parte importante de la reflexión de la semana pasada: Más vale calidad que cantidad. Por primera vez en los años recientes, ni Netflix, ni Amazon brillaron en la noche virtual de los Emmys. La ganadora de la noche fue HBO y en general los canales de televisión privada. La televisora es un ejemplo de calidad e innovación a lo largo de sus casi cuarenta años de existencia. 

No importó cuánto invirtieron Netflix o Amazon Prime o la hasta ahora fallida Disney, el año pasado, los premios y reconocimientos por la calidad de su producción fueron para HBO, al menos los más importantes en materia de ficción, que año con año mejora la calidad de su oferta. Netflix y Amazon llenan sus huecos creados por la demanda de sus suscriptores con series poco atractivas y repetitivas.

La pandemia retrasó la producción en todo el mundo y muchas empresas productoras de contenidos se han detenido, eso sin contar a las exhibidoras de cine que con protocolos muy cuestionables han abierto sus puertas ofreciendo ciertas cintas que evitaron vender a las plataformas intentando, al parecer de manera infructuosa, atraer las mayores audiencias posibles, pero ese es otro gran ejemplo de la visión de los directivos de HBO que acaban de anunciar el estreno de la nueva versión de la novela infantil de Roald Dahl, el mismo escritor de Charlie y la fábrica de chocolate, de Las Brujas, que no vera las pantallas de los cines a pesar de ser una producción de Disney, algo que ya han hecho Netflix; ejemplo dos grandes producciones mexicanas Ya no estoy aquí y Lorena la de los pies ligeros. Y Amazon Prime con The Vast of Night,

HBO demostró que se puede ganar a partir de una producción rigurosamente seleccionada, pero muy atractiva para las grandes audiencias y con una factura excelente. La serie Succession fue la ganadora en la categoría de serie dramática, enfrentando a las producciones de Netflix The Crown, Stranger Things, Ozark, cuyas más recientes temporadas han sido sólo pan con lo mismo y en el caso de Stranger Things una de la serie más decepcionante de la oferta de la Plataforma, Amazon no tuvo una serie que la representara en esta categoría y Disney estuvo representada por las únicas dos importantes que ha hecho para su plataforma The Mandalorian y Morning Show. Las otras series en la categoría son producciones de empresas de televisión privada como Better Call Saul, el spin off de Breaking Bad de AMC, la extraordinaria Killing Eve producida por BBC America, The Handmaid’s Tale de Hulu. Pero la reconocida popularidad y calidad de HBO no es nueva, ni esta renaciendo en 2019 y 2018 la mejor serie dramática fue Game of Thrones y en 2016 HBO ganó también con la serie basada en la obra de George R R Martin. 

En materia de comedia a pesar del triunfo de la comedia Schitts Creek de la televisora POP, dos series de HBO estaban nominadas; la legendaria Curb Your Enthusiasm escrita y producida por Larry David y que va en su décima temporada e Insecure. Además de la extraordinaria serie de Amazon Prime The Marvelous Mrs. Maisel. Death to me y The Kominski Method producidas por Netflix. What We do in the Shadows producida por FX y The Good Place una de las muy pocas representantes de la agonizante industria de la televisión abierta.

Watchmen la miniserie de HBO ganó en su categoría frente a dos representantes de Netflix; Unbelievable y Unorthodox, la serie de FX, Mrs America y Little Fires Everywhere de Hulu.

Es en ese sentido que si los logros en HBO, demuestran que al menos la televisión de paga aun se mueve, son las nominaciones y triunfos como el de la comedia Schitts Creek, lo que demuestra que aun en canales pequeños en comparación de las gigantescas plataformas de Internet, hay talento y creación de contenidos que atraen a las audiencias. Y el año pasado la extraordinaria miniserie Chernobyl producida por HBO fue la gran ganadora de la categoría.

No debemos olvidar que HBO es considerada la cadena madre de la serie televisiva como la concebimos en la actualidad. La primera serie de este estilo es Los Soprano, seguida por The Wire que es considerada una de las mejores series de televisión de la historia. 

Es cierto que los Emmy como los Oscar muchas veces responden a los intereses de la industria y muchas de las series relevantes son olvidadas por los miembros y empresas que la forman la Academia y la industria. A pesar de ello muchas de las series nominadas realmente son sobresalientes al menos. 

También es cierto que tanto Amazon Prime y Netflix producen fuera de Estados Unidos series y películas extraordinarias y de gran calidad. Las series alemanas Dark, Como vender drogas en Internet de forma rápida, Somos la Ola, la española White Lines, la finlandesa Sorjonen, las polacas 1983 y El pantano. Amazon ha creado series relevantes como Un extraño enemigo o El presidente, pero todas estas series no pueden ser premiadas por la Academia de la televisión norteamericana. Tal vez en un futuro veremos un premio global que abarque todas las producciones y aun así también HBO apuesta y ha apostado a producciones fuera de Estados Unidos como la producción checoeslovaca El arbusto en llamas dirigida por la afamada Agniezka Holland y las mexicanas Sr. Avila y la pionera Capadocia

Pero hoy en Estados Unidos HBO es el rey.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close