EntrevistasFestivales y EventosMarketing DigitalRoasTogether

Ana Marín: ¿Qué pasa si sí?

Una plática del valor de los festivales, de la diversidad y del valor que se necesita para dar un paso al frente… y avanzar.

Hay un montón de directoras creativas y gente talentosa que conozco que no se postulan porque ‘qué miedo’… ¿qué es lo peor que puede pasar? Que no te escojan… pero es lo mismo que pasaría si no te postulas…

Ana Marín, Digital Integration & Innovation VP de McCann México es Vicepresidente del jurado de IAB Mixx 2021, un festival que a pasos agigantados ha logrado moverse al ritmo que el contexto ha requerido: desde encontrar la manera de no premiar truchos, hasta asegurar que su jurado sea lo suficientemente equitativo y diverso para que al juzgar las piezas, se ponga sobre la mesa todos los temas que se tengan que poner.

En 2019, había 5 mujeres en el jurado, un año después hubo 10, y actualmente, de 26 personas que lo conforman, 16 son mujeres. Además, a diferencia de años anteriores en los que la Presidencia recaía en algún miembro de la Agencia del año de la premiación anterior, en esta edición está integrado por una dupla marca-agencia. Ana, del lado de agencia, estará acompañada de Jorge Ramos, CEO de Lala USA. Todos estos esfuerzos buscan dar lugar a tantas voces como sea posible, y de esta manera, elevar el nivel del festival, y por ende, del marketing digital en nuestro país.

“Como profesionales todos en algún momento deberíamos esforzarnos por ser jurados de un festival, al menos una vez. Ver los casos que ganan es una cosa, pero estar detrás y ver el racional y la estrategia es algo muy distinto y rico. Otra cosa buena es que al hacerlo polinizas: lo que aprendes te lo llevas a tu agencia y/o a tu mercado, y así todos crecemos”, comentó Ana al relatar su experiencia en Echo Awards,  uno de los festivales de marketing basado en datos más importante del medio, del que recientemente fue jurado.

Los festivales, los buenos festivales, los que hacen lo necesario por elevar la vara, tienen la capacidad de llevar la industria a otro nivel. De un tiempo para acá se ha hablado del ego detrás de ellos, de cómo funcionan para aplaudirnos entre nosotros, de lo inútiles que resultan cuando a pesar de que haya premios y premios, con la publicidad del día a día, el usuario final no se identifique, y por lo tanto, en el mejor de los casos, no le importe lo que hacemos. Si bien es un tema que abarca muchísimo más de lo que cabría en una nota, entre muchas de las problemáticas se encuentra la falta de diversidad del jurado de muchos festivales. En una mesa donde la trayectoria de muchos de los miembros es similar, habrá cierto sesgo al momento de evaluar, haciendo que las piezas premiadas sean relevantes únicamente para cierto grupo de personas (probablemente similar al del jurado).

“Afortunadamente, en el caso de IAB la muestra estaba muy bien, es decir, la gente que se postuló para el jurado estaba bastante equilibrada: Había muchas marcas, medios y agencias, estrategas y creativos…”, dando como resultado un jurado equilibrado, no solo en cuanto a géneros, sino también en disciplinas, conocimientos y áreas de expertise.

La falta de diversidad en el jurado de muchos festivales es clara, pero las razones de esto no lo son tanto. Es superficial creer que esto sucede a causa de la mala intención de alguien: Es muy poco probable que haya un hombre blanco heterosexual asegúrandose que su jurado sea igual que él. Muchas veces la causa es ignorancia: desde no saber por qué es importante tener diferentes voces en el jurado hasta no conocer a mujeres, personas de la comunidad LGBT, etc, a las cuales invitar. No obstante, por otro lado, también es importante hablar de la falta de mujeres (en comparación a los hombres) postulándose como jurado.

“Te lo juro, yo no me iba a mandar. Las opciones lógicas eran Tim (VP Creativo. Commonwealth//McCann) o Rey (VP de McCann Worldgroup). Punto. Pero alguien dijo: pues manden todas las opciones que quieran, igual y si no quedan para creatividad quedan en estrategia… y dije: bueno, ¡pues yo!… y era algo que realmente quería, pero me daba miedo, llegaba esta vocecita que me decía que yo no había sido presidente del jurado en ningún lado… pero de intentar es cómo se llega a la primera vez. ¡Y mira!”

Si eres parte de la Industria Creativa seguramente estás familiarizado con el Síndrome del Impostor: esa voz que te dice que tus logros, tu experiencia, o lo que eres, no es suficiente. Como creativos (no como puesto sino como parte de la industria) nos afecta más que a otras áreas laborales porque dejamos parte de nosotros en lo que hacemos, porque con el tiempo entendemos que lo personal es lo que conecta, y para lograrlo necesitamos hacer uso de nuestras experiencias, nuestras emociones y nuestra identidad. Por otro lado, partiendo del hecho de que por años hemos laborado en un entorno machista, es fácil entender que mujeres y grupos minoritarios en general, sean más propensos a sufrir este síndrome.

Según el Primer Diagnóstico de Brecha de Género en la Industria Publicitaria que realizó el Círculo Creativo el año pasado, 4 de cada 10 personas en la industria sigue considerando que existe una diferencia en habilidades y capacidades entres hombres y mujeres, ¿cómo se combate esto? “Postúlate, levanta la mano, pide las cosas. El ‘No’ ya lo tenemos todas. Cree en las ideas, en el trabajo por el que estás luchando día con día, pero sobre todo, créetela tú”

El punto es iniciar, y una vez dado el primer paso, seguir y avanzar. “De todo esto aprendí que el trabajo constante deja frutos. En mi caso, fuimos agencia del año, fuimos marca inclusiva… y hoy soy VP del jurado. Es una gran retribución. Chingarle sí deja”. Dar el primer paso, seguir, avanzar. No pelearnos contra el miedo, sino seguir a pesar de él.

“Hay un montón de directoras creativas y gente super talentosa que conozco que no se postulan porque ‘qué miedo’… ¿qué es lo peor que puede pasar? Que no te escojan… pero es lo mismo que pasaría si no te postulas… eso no es lo importante, sino el ¿qué pasa si sí?”

Etiquetas

Artículos relacionados

One Comment

  1. Excelente artículo, felicidades y gracias Ana Marín por su iniciativa de compartir sus aprendizajes solo con el objetivo de que todos mejoremos, y también por ser un miembro activo que da esos paso que abren camino para todos, en especial para las mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close